Meditación Hoponopono

Ho’Oponopono, meditación hawaiana: sanar por medio del amor

Según los antiguos chamanes hawaianos, los pensamientos contaminados por memorias dolorosas del pasado son los que causan que cometamos errores. Los errores causan desequilibrio yenfermedades. Ho’oponopono significa “corregir el error” o “acertar el paso”. Esta técnica ofrece la manera de liberar la energía de los pensamientos dolorosos o errores para la curación.

Los antiguos hawaianos utilizaban esta técnica para arreglar problemas familiares, por ejemplo.La antigua forma de practicar Ho’oponopono suponía que toda la familia estuviera junta delante de un moderador, y cada miembro tenía la oportunidad de perdonar y ser perdonado por los demás.

Morrnah Simeona y Hew Len son los dos maestros que actualizaron estas enseñanzas para los tiempos modernos y el Occidente. La tradición ancestral fue simplificada en una oración que consigue purificar el alma con palabras de amor, perdón y gratitud, individualizando el proceso para poder practicarlo a solas trabajando igualmente en forma muy eficaz. 

En el desarrollo del proceso Ho’oponopono, Morrnah fue orientada a incluir las tres partes del yo, que son la llave para la Auto-Identidad. Esas tres partes son llamadas Unihipili (niño / subconsciente), Uhane (madre / consciente) y Aumakua (padre / supraconsciente). Cuando estas tres partes se encuentran alineadas, y la persona está en sintonía con la Divinidad, llega el equilibrio y la vida comienza a fluir. Así, Ho’oponopono ayuda en la restauración del equilibrio, primero en el individuo y después en toda la creación.

El subconsciente es el responsable de los recuerdos, que recibe y almacena, repitiéndolos conforme su programación. Aprendiendo a relacionarnos con él, aprendiendo a amarlo, pidiendo perdón por la falta de comunicación, logramos relacionarnos con él.

El intelecto no utiliza los recursos para resolver problemas, puede manejarlos. Pero manejarlos non soluciona los problemas. Aquí entra en juego la técnica de meditación Ho’oponopono: le pides a Dios, a la Divinidad, que limpie, y purifique el origen de estos problemas, que son los recuerdos, las memorias. De esta forma, neutralizas la energía que asocias a determinada persona,lugares o cosas.

Esta energía se libera y transmuta en pura luz por la Divinidad y el espacio vaciado dentro de uno mismo es ocupado por la luz de la Divinidad. Por lo tanto, en el Ho’oponopono desaparece la culpa, no es necesario revivir ningún sufrimiento, no importa averiguar el porqué del problema, de quién es la culpa, ni su origen.

 

meditacion-hoponopono.jpg

Técnica Meditación Ho’oponopono

Según la técnica del Ho’oponopono, la primera cosa que debes hacer es traer a la mente un recuerdo o una situación que te causa dolor y te molesta. Después, en voz alta o mentalmente, hay que hablarle al problema con estas simples palabras: 

Te quiero: pronunciado esto, te diriges hacia las vibraciones altas del Amor

Lo siento: lo dices a tu interior / al Universo/ a Dios por permitir esto en tu vida

Perdóname: pides perdón por permitir o atraer eso en tu Vida

Gracias: Das las gracias al Universo/Dios/a tu interior por solucionar el problema

Pronunciando estas palabras cada vez que haya una preocupación, que estés triste o enfadado, es posible lograr una mejor comprensión del problema. La repetición y la constancia son la clave del éxito de esta técnica. 

Para practicar esta técnica y las palabras que curan, no es necesario estar en estado de relajación. Es posible pronunciarlas en cualquier momento del día para poder eliminar del todo cualquier tipo de dolor físico o emocional, reconociéndolo como un recuerdo y agradeciendo el haber aparecido para curarte. 

La misma técnica puede ser utilizada en caso de conflictos con la gente a tu alrededor. Para pedir perdón por ese momento difícil provocado, basta con estableciendo en tu conciencia el punto común con estas personas y pidiendo perdón.

 Las cuatro palabras te liberan del proceso mental negativo según el que intentamos convencer a alguien para que cambie, liberándonos de la ilusión de pretender modificar a los demás.

Según Ho’oponopono, no hace falta saber el origen del problema para llegar a su solución. Basta con tomar la responsabilidad en nosotros, nuestro corazón y espíritu y practicar el método para curarnos. Liberando los recuerdos, dejamos que la inspiración divina fluya en nosotros, permitiéndonos actuar con sabiduría, rectitud y fuerza.

Si te ha gustado este artículo, no dejes de leer los otros artículos sobre técnicas de meditación : Meditacion PNL y Meditacion Mindfulness en nuestro blog.